Seguramente te has preguntado más de una vez qué es el Coaching, sobre todo ahora que aparece relacionado con tantas disciplinas distintas. ¿Cómo es posible? ¿Sirve el Coaching para todo? En fin: ¿qué es Coaching?La clave está quizá en que el Coaching es una herramienta, o mejor: un conjunto de herramientas para el desarrollo individual y profesional. Es el arte hacer preguntas para ayudar a otras personas en un camino de autoconocimiento centrado en objetivos personales y profesionales. Pero el coaching es, sobre todo, una práctica profesional crecientemente solicitada por personas, empresas e instituciones que buscan alcanzar logros significativos en su vida personal y/o profesional.

Vamos al origen del Coaching para definir qué es el Coaching

Es un término que etimológicamente viene de un pueblo llamado Kocs, en Hungría, cuando alrededor del siglo XV se hacían los intercambios de carruajes para llevar personas de un sitio a otro. Más tarde ese término se tradujo como “Coach”, término que junto con “Coaching” hacía referencia al transporte de personas de un sitio a otro.

En inglés el término “Coach” se traduce como entrenador, así que podríamos deducir que la palabra Coaching viene a significar el entrenamiento que recibe una persona para llegar de un sitio (estado actual) a otro (estado deseado.

El Coaching no es un champiñón que haya nacido de golpe. De hecho, una de las muchas disciplinas de las que bebe es la Mayéutica de Sócrates. Era un método que se basaba en preguntar y cuestionar al otro hasta que el discípulo daba con la solución por sí mismo. La palabra es, etimológicamente, “dar a luz” la verdad y la realidad objetiva, eliminando toda creencia.

En términos generales, ¿qué es el Coaching?

El Coaching es, de hecho, un proceso de acompañamiento enfocado al cambio, donde el Coach guía al coachee en su propio proceso de autodesarrollo, aportando confianza y motivación para culminar con éxito el proceso de desarrollo personal. Es una competencia que te ayuda a pensar diferente, que te permite tomar acción efectiva y con responsabilidad hacia tus objetivos, mientras crece la imagen que tienes de ti mismo, mejoras las comunicaciones y profundizas tus relaciones.

Porque el Coaching no es ninguna terapia o una consultoría al uso ni un proceso mágicamente curativo. No es tampoco un asesoramiento psicológico. El coaching se centra en “ayudar a aprender”, que es un proceso diferente al de enseñar.

El coach (facilitador) no es alguien que le diga al coachee (cliente) qué es lo que tiene que hacer. Su tarea no es juzgar ni dar consejos.

El rol del coach es hacer preguntas que estimulen a reflexionar, a recapacitar críticamente acerca de los supuestos indudables, a poner en cuestión las creencias y a tornar en discutible lo que se considera incuestionable, favoreciendo así el desarrollo y el crecimiento personales. El Coaching, de hecho, se basa en la responsabilidad y la libertad, pues el coach profesional ayudará a su cliente a que conecte con sus propios recursos, a que desafíe sus juicios personales para encontrar nuevos caminos, para que tome decisiones y para que, juntos, establezcan y coordinen un plan de acción para lograr sus objetivos.

El trabajo del coach se sustenta más en los signos de interrogación que en los de admiración. Su misión es hacer que cada persona alcance sus propias comprensiones, viva con más conciencia y autenticidad, y se transforme en maestro de sí mismo.

El Método GROW

El método GROW es el que se utiliza en el Coaching. Si no hay GROW, no hay Coaching. Así de claro. ¿En qué consiste el Método GROW? Es un acrónimo formado de los 4 pasos usados durante el proceso. Visita los siguientes enlaces para descubrir en qué trata cada uno de los pasos.

G – Goal – Objetivo/Meta.

R – Reality – Realidad.

O – Options – Opciones.

W – Will – Plan de acción.

Sin acción no hay Coaching, por lo que siempre el cliente tiene que salir con un plan de acción y llevarlo a cabo. Si quieres cambiar cosas en tu vida, haz cosas distintas.

¿Qué es el Coaching sin el Método GROW? Un simple peloteo de preguntas. Necesitamos tener un sistema y este sistema es el GROW.

Los 3 pilares del Coaching

Ya te hablé antes de los 3 pilares en los que se basa el Coaching, pilares que te ayudan a coger el timón de tu vida.

Estos 3 pilares son:

  1. Toma de conciencia
  2. Autocreencia
  3. Responsabilidad

Primero el coachee se tiene que dar cuenta y tomar conciencia de qué está ocurriendo, dónde está y dónde quiere llegar. Después tiene que sentirse con motivación y autoestima suficientes para lograr sus sueños. Sin embargo, todo esto no funcionaría si el coachee no se sintiera responsable de todo el proceso. Basta de excusas, basta de quejas… sé el responsable de lo que haces tanto para bien como para mal.

Fuentes: https://befullness.com/que-es-el-coaching/ y https://lider-haz-go.com/que-es-coaching-3/

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these <abbr title="HyperText Markup Language">HTML</abbr> tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*